Turismo austral en Villa O´higgins
Es un pueblo de unos 600 habitantes, que marca el extremo sur de la Carretera Austral chilena. En Villa O’Higgins se pueden realizar múltiples actividades, entre las que se encuentran: Trekking, Navegación al glaciar O’Higgins, Cruce a El Chaltén (Argentina), Sobrevuelo por campos de hielo, entre otras
Ubicación
Cómo Llegar

Automóvil: Desde Coyhaique hay que tomar la ruta 7 hacia el sur, pasando por Cochrane para luego continuar hacia Villa O’Higgins. El trayecto se debe hacer en dos días, primero hasta Cochrane y posteriormente hasta Villa O’Higgins. Este último tramo demora alrededor de 9 horas, incluyendo combinación con transbordador en Puerto Yungay, servicio que tiene varios servicios prácticamente cada 1 hora.

Transporte Público: Desde el Cochrane, la línea Águilas Patagónicas (fono: 672211288) hace el trayecto por un valor de 8.000 pesos (solo ida), los días lunes, miércoles y sábado en la mañana y volviendo los martes, jueves y domingo. De manera alternativa se puede tomar bus desde Caleta Tortel. La línea Vultur Patagonia (fono: 978701956) los días lunes, jueves y sábado en las tardes hace el trayecto hacia Villa O’Higgins y los mismos días hace el regreso en la mañana. Recomendamos llamar para confirmar horarios y hacer reservas, sobre todo en temporada alta.

El Tiempo

-7 °C


min: -6° max: -7°

Mi


min: -5° max: 2°

Ju


min: -7° max: 2°

Vi


min: -6° max: 2°

Descripción

 

Este es un pueblo pequeño de 600 habitantes, por lo que la gente se conoce entre sí. No es raro, que en algún momento te saluden cuando camines por sus calles. Para alojar, no hay una gran variedad de opciones, pero si podemos recomendar un gran lugar para hospedarse: Hostal Patagonia El Mosco, que ofrece camping, habitaciones compartidas y habitaciones privadas, es decir, para todos los gustos. En su página web pueden consultar sus precios. Este alojamiento queda cerca de la entrada de la villa y al frente la agencia y lodge Robinson Crusoe, desde donde pueden coordinar distintas excursiones pagadas (en su página web pueden consultar precios).

El pueblo no es muy grande por lo que, esperen a encontrar algunos supermercados y una que otra tienda de otro tipo. En la plaza de armas, se encuentra la oficina de turismo municipal. Lugares para comer casi no hay, así que es preferible que compren las cosas en el supermercado y se cocinen, de todas maneras los precios, en general, al ser una localidad con cierto grado de aislamiento, son caros.

Atractivos

Alrededor dela villa hay muchas actividades para realizar, tanto por su cuenta, como pagada. A continuación, algunas de las más interesantes:

Navegación al Glaciar O’Higgins

Esto lo pueden hacer con la agencia Robinson Crusoe. En nuestro caso incluyo traslado desde Villa O’Higgins hasta el final de la carretera austral, punto en el cual nos embarcamos, asimismo con el regreso.

La navegación es a través del Lago O’Higgins, y como este lago se encuentra dividido por la mitad con Argentina, la navegación siempre se realiza por el lado chileno. El paisaje es espectacular.

Alrededor de las 11 de la mañana hay una parada en Candelario Mancilla, lugar donde hay un retén de carabineros y cercano a un puesto fronterizo. No nos pudimos bajar, sin embargo a la vuelta en la tarde teníamos permitido hacerlo por 45 minutos aproximadamente.

Se hace esta parada para las personas que quieren realizar el cruce hacia El Chaltén, que lo pueden realizar abordando este mismo barco, bajarse en este lugar y luego continuar caminando hacia el puesto fronterizo (no es mucho). También pueden contratar todos los traslados hasta El Chaltén.

Después de esta parada, quedaba el trayecto más largo hacia el glaciar. De a poco fuimos divisando el glaciar hasta llegar justo al frente de este. Ahí nos ofrecieron jugo y whisky con hielos milenarios. Incluso pudimos presencial algunos desprendimientos.

Luego de estar 1 hora en el lugar, emprendemos el regreso, que fue bastante movido. Como se dijo anteriormente, hubo nuevamente una parada en Candelario Mancilla, esta vez para recoger gente que provenía desde Argentina. Ahí pudimos caminar un rato por el sector y tomar fotografías, además alcanzan a ir hasta el puesto fronterizo y volver.

El tour tiene un valor de 99.000 pesos por persona y es desde las 8.30 hasta las 20.30. No incluye comida, solo un café y galletas en la mañana y whisky o jugo en el glaciar. En la página web de la agencia pueden revisar las fechas de salida, que para el caso de temporada alta son más de 2 veces por semana. Muy recomendable.

Trekking

Alrededor del pueblo hay unos senderos para hacer trekking. Para algunos se necesita un guía, mientras que otros se pueden hacer por cuenta propia. En este artículo mencionaremos algunos, de los cuales dos se describirán más detalladamente, ya que tuvimos la posibilidad de hacerlos.

Al oriente del pueblo se encuentra el Parque Cerro Santiago, que tiene algunos miradores e infraestructura para hacer picnic.

Este parque sirve como entrada a dos senderos de manera gratuita: Cerro Santiago (Mirador La Bandera) y Valle El Mosco.

Valle El Mosco

Después de los miradores del parque se continua por un sendero que se desvía a la derecha (el de izquierda va hacia el mirador la bandera).

La primera parte del sendero es por unas chacras. Después de caminar un rato se llega a un mirador que muestra información respecto del sendero al glaciar El Mosco. En este lugar se tienen grandes vistas de las cumbres, de los glaciares Mosco y Blanco, y de Villa O’Higgins.

Desde este punto el sendero continúa, encontrándonos con troncos quemados, que son huella de un antiguo incendio. Es importante, para no perderse en el sendero, seguir las marcas de color blanco y rojo.

Posteriormente, uno se adentra en el bosque, siempre caminando gran parte del trayecto en paralelo del Río Mosco hacia el glaciar. Un par de veces se hace necesario, cruzar los afluentes del río.

Después de caminar 3 horas, llegamos al refugio Puesto Rivera. Donde finalizamos la caminata, ya que después de ese sector, el sendero no estaba habilitado debido a algunas lluvias que hubo días anteriores. El regreso es por el mismo camino y también demora 3 horas aproximadamente.

Otro trekking interesante, es uno que se encuentra fuera del pueblo hacia el poniente de esta localidad:

Cerro Altavista

Este sendero a diferencia del anterior, es pagado. El pago se hace en la agencia Altavista ubicada a un costado de la Hostal Patagonia El Mosco. El valor es 2.800 pesos por persona. La entrada al sendero es por un costado del puente sobre el Río Mayer. Una buena alternativa para llegar a este lugar es en bicicleta. En 10 minutos van a estar en la entrada y pueden dejar las bicicletas ahí mismo (obviamente nadie se las va a robar).

El sendero empieza en una zona boscosa y con notoria pendiente. Luego nos encontramos con un primer mirador, que nos permite visualizar Villa O’Higgins, los lagos Ciervo y Cisnes y ríos Mayer y Mosco.

Hay que tener ojo porque el sendero en algunos sectores bien barroso. Después del primer mirador, hay un segundo mirador en que se tiene una vista más amplia del valle, además se observa una laguna cercana, llamada El Loco.

Por último llegamos a un tercer mirador, desde donde se tienen las vistas más impresionantes del valle en su totalidad.

El regreso es por el mismo camino. La duración de esta caminata son 2 horas y media de ida y 2 horas de vuelta.

Hay que destacar que hay posibilidad de ir hasta la cumbre del cerro Altavista, sin embargo, el sendero no está marcado desde el tercer mirador en adelante.

Adicional a estas actividades descritas, existen otros senderos a explorar, ya sea por su cuenta o con guía y otras actividades como pesca o aventurarse al cruce a Argentina, pero asimismo creemos que en este artículo se intentó de mencionar lo más relevante.

Comentarios