Valle de la Luna
El Valle de la Luna es un Santuario de la Naturaleza, que constituye uno de los atractivos turísticos más visitados junto con los Geysers del Tatio en San Pedro de Atacama, resultando como paseo obligado cuando se visita esta comuna.
Cómo Llegar

Este sector de la Reserva Nacional Los Flamencos se encuentra situado a 13 kilómetros de San Pedro de Atacama.

Como se mencionó en la entrada anterior lo ideal es tomar varios tours en una misma agencia (si es que no se posee vehículo particular), ya que el precio baja en una proporción importante.

Si este no es el caso el precio del tour a este lugar ronda entre los $6.000 hasta los $10.000 p/p, ahí pueden influir muchos factores, como tipo de transporte, itinerario, calidad de la agencia, siendo no buena idea tomar el más barato.

Un punto a destacar son las variantes de las rutas ofrecidas o lo que pueda negociar tu grupo con el guía, ya que la última vez agregamos una caminata por las Cuevas de la Sal que no estaban incluidas en un principio, así como también, cada agencia o guía tiene un orden distinto de los lugares a visitar.

Por otro lado, existe la alternativa de ir en vehículo o in
El Tiempo

7 °C


min: 5° max: 24°

Ma


min: 5° max: 23°

Mi


min: 5° max: 24°

Ju


min: 5° max: 24°

Descripción

Antes de llegar al recinto que alberga los atractivos del Valle de la Luna, existen dos atractivos que vale la pena destacar:

Cordillera de la Sal: Es un lugar que queda camino al Valle de la Luna, constituye una formación geológica bien antigua, desde un costado del camino se puede observar por completo este lugar, ya que es una visión desde las alturas y se ve realmente impresionante.

Dependiendo del tipo de tour que uno haga este atractivo forma parte del final o comienzo del recorrido.

Valle de la Muerte: Se caracteriza por poseer extrañas formaciones geomórficas y topográficas donde abundan rocosas esculturas naturales y dunas de arena. Este lugar además es un claro ejemplo de lo árido que puede ser el desierto de Atacama, pues aquí no crece ningún tipo de planta o insecto.

Posteriormente se llega al complejo que encierra lo que se denomina Valle de la Luna. Al llegar uno tiene que pagar una entrada por ingreso que tiene un valor de $2.000 (1.500 estudiantes). Junto a la recepción se ubica un museo geológico que muestra una mirada general a las edades de la tierra y muestra piedras y minerales característicos del lugar.

A partir de ahí comienza un sendero que puede ser recorrido a pie en auto o bicicleta llevándote por los lugares más atractivos de este lugar. A continuación los imperdibles:

Cuevas de la Sal: Para visitar este lugar uno se desvía un poco del camino principal. Una de sus principales características es se puede distinguir la sal gema dentro de los materiales que constituyen la caverna.

Es un interesante recorrido en que se atraviesan zonas completamente oscuras, estrechos pasadizos y a veces algo claustrofóbicos, debiendo en algunas ocasiones caminar agachado, para que finalmente uno se ubique por encima de estas cuevas para dar por finalizado el recorrido que dura alrededor de 15 minutos.

Anfiteatro: Es una explanada que da la apariencia de ser un anfiteatro que se puede apreciar tanto desde la gran duna, como caminando este lugar a través de sus estrechos senderos.

Las tres Marías: Es quizás de los atractivos menos despampanantes, sin embargo no exento de curiosidad, ya que son rocas que asemejan en cierto sentido figuras humanadas, debiendo su nombre a un cura que habitó el lugar durante en una época anterior.

La Gran Duna: Esta Duna que anterior al terremoto del año 2005 era 30 centímetros más grandes, de igual manera mantiene su tamaño considerable. Es importante este lugar, ya que frente a esta duna es uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol, sino el mejor (el otro puede ser en el mirador de la Cordillera de la Sal), y es obviamente donde mayor cantidad de gente hay, por lo que a veces no es tan agradable en contraposición al ver la puesta en la Cordillera de la Sal.

Comentarios