Caminata a Playa Cole-Cole
La Playa Cole-Cole es una playa que se encuentra aledaña al Parque Nacional Chiloé, ya que en un principio formaba parte de esta área protegida, sin embargo posteriormente se desafectaron ciertas porciones de este Parque, para ser entregadas y gestionados con comunidades indígenas. Específicamente la zona que corresponde a esta ruta de trekking es administrada por la comunidad Huentemó
Ubicación
Cómo Llegar

Automóvil: (Ver entrada Parque Nacional Chiloé). Posteriormente de haber llegado al Parque, se continua bordeando la costa con dirección al norte hasta llegar a la comunidad de Huentemó, y a partir de ese lugar para continuar se necesita in vehículo 4*4, ya que la ruta continua por una playa extensa, y luego se sigue el sendero vehicular que continua en una playa más pequeña, y ahí es el último donde se puede llegar, que es donde se ubica la comunidad de Huentemó.

Transporte Público: (Ver entrada Parque Nacional Chiloé). En vez de bajarse en Cucao, continuar hasta la parada final del recorrido, cercana a la localidad de Huentemó. (preguntar qué línea de buses llega hasta Huentemó)

Descripción

Dependiendo del punto de partida, la ruta se hace más compleja y extensa, y también es importante el clima, ya que un día con viento y lluvia dificulta el desplazamiento.

Desde la parada final del bus, el tiempo estimado es de 4-5 horas. Si se comienza a caminar desde el fin de la huella vehicular (4*4), el tiempo estimado es de 2,5 horas.

Esta descripción se hará en base al recorrido que nosotros realizamos que comenzó en el Parque Nacional Chiloé, lo que hizo extender el tiempo de caminata.

1° Tramo: Parque Nacional Chiloé – Última parada de Bus.

Desde el Parque Nacional Chiloé nos dijeron que caminando desde ahí hasta la Playa Cole-Cole nos íbamos a demorar 5 horas aproximadamente, el tiempo fue mayor incluso sin haber caminado la totalidad del trayecto, ya que en gran parte de la ruta pavimentada nos fuimos en una camioneta al hacer dedo.

Posteriormente seguimos caminando por un camino de tierra rodeado por una gran cantidad de Nalcas, hasta llegar a la última parada del bus, lugar donde los vehículos 4*4 continúan su recorrido por la extensa playa que hay en el lugar. Este tramo nos tomó alrededor de 30 minutos.

2° Tramo: Última para de Bus – Comunidad Huentemó

Al comenzar caminar por la playa, con dirección norte, el viento era bastante fuerte. Luego de haber caminado alrededor de 20 minutos, el viento fuerte se comenzó a transformar en llovizna, lo que complicó aún más la caminata. Cabe destacar que a partir de cierto punto, un río nos empieza a acompañar durante la marcha por la playa.

Antes de llegar al fin de esta playa hay que cruzar un puente que cruza el río, lo que nos permite continuar por un sector aledaño a la playa, y posteriormente llegar a la siguiente playa que es mucho más pequeña que la primera.

En esta playa más pequeña, se camina manteniendo la dirección norte, luego, uno se desvía con dirección este, donde se divisa una pequeña pradera, la cual hay que cruzar hasta encontrarse con un puente colgante que cruza el río que nos ha acompañado a lo largo del trayecto. A esa altura el agua nos tenía totalmente empapados, incluso, las zapatillas Gore Tex estaban pasadas, y no sólo la de nosotros, sino que de todos los caminantes con los cuales nos encontramos.

Después de haber cruzado el puente, nos topamos con un camping, pero nuestro objetivo es una casa grande donde hay un refugio, y te cobran 500 pesos, que es una especie de recargo por seguir hacia Cole-Cole. Finalmente llegamos, y pudimos tomar un respiro, y nos cambiarnos la ropa mojada. Este tramo toma alrededor de 1 hora y media.

3° Tramo: Comunidad Huentemó – Playa Cole-Cole

Después de descansar un momento seguimos caminando, esta vez, el sendero es por un acantilado, y la ruta cambia drásticamente, ya que ahora nos encontramos con un bosque frondoso, que por lo demás, se encontraba barroso, además en un comienzo la pendiente se torna bastante inclinada y en subida.

Después de alrededor de 2 horas, el bosque desaparece, y empezamos a abajar por unas praderas. Acá hay que dirigirse con dirección al mar, luego a medida que vayamos bajando, empezaremos a divisar la Playa Cole-Cole, por lo que hay que desviar la ruta con dirección a esta playa.

Finalmente, después de hacer cruzado una explanada de pasto, tenemos que caminar hasta la mitad de la playa y ahí dirigirnos al refugio, o si hace un buen clima armar la carpa en la explanada de pasto que rodea a la playa.

El Regreso

El regreso a se hace por la misma ruta, esta vez, nos tocó un día soleado, lo que como contrapartida te agota más, por suerte nos encontramos con una camioneta en la playa grande (del comienzo), que nos trajo de vuelta hasta la parada de bus (hacia Castro), que justamente pasaba en unos minutos más. (Hay que fijarse en los horarios que están puestos en la parada para calcular el regreso desde Playa Cole Cole sobre todo si andan justos con los tiempos, como nos pasó a nosotros)

Comentarios