Caminata al Cerro Trinidad
Es uno de los trekking que se pueden realizar por el día alrededor de los campings y Refugio Cochamó, este es uno de los más sencillos, es muy interesante. Se obtienen grandes vistas hacia las cumbres y el valle
Cómo Llegar

Automóvil: Desde Puerto Varas, tomar la ruta 225 que rodea el lago Llanquihue, con dirección al Parque Nacional Vicente Pérez Rosales. Al llegar a Ensenada, empalmar con la ruta V-59 hasta llegar a la comuna de Cochamó. Continuar por unos minutos hasta llegar al puente del Río Cochamó, en ese momento se dobla a la izquierda por un camino de tierra, hasta llegar al final del camino vehicular donde hay un par de casas con un gran sector de estacionamientos. En este lugar se realiza el registro y comienza el sendero de trekking.

Transporte Público: Desde el Terminal Municipal de Puerto Montt se aborda un bus directo al Valle Cochamó, para identificarlo en el cartel se señala que va hacia Cochamó. Este bus, desde este verano, llega hasta el inicio del sendero de trekking. Alternativamente y a un costado de este bus se puede tomar el que va hacia Río Puelo y que pasa por Cochamó. Desde el puente (inicio de camino de tierra) hay vehículos que transportan hasta el inicio del sendero. Si se quedan en el pueblo pueden tomar un taxi desde ahí hasta el inicio del sendero. La primera opción es mejor, el costo del bus directo es 4.000 pesos de ida. Los horarios son los siguientes:

IDA: 7.45, 12.00, y 16.00 de Lunes a Domingo.

VUELTA: 14.00 aprox. desde Valle Cochamó Lunes a Domingo. Hay que sumar la frecuencia del bus que viene desde Río Puelo y que pasa por el puente.

El Tiempo

1 °C


min: 5° max: 14°

Ma


min: 8° max: 19°

Mi


min: 5° max: 15°

Ju


min: 7° max: 18°

Descripción

- Extensión: 3 horas aprox. ida (Base Cerro Trinidad 2 horas; Laguna 1-1,5 hora más). Durante el trayecto, hacia el último tramo hay donde abastecerse de agua.

El sendero comienza al sur del camping Vista Hermosa. Hay que atravesar el camping hasta llegar a la zona boscosa y comenzar a subir. Al comienzo hay una zona de frondosa quila, lo cual dificulta un poco el andar.

Después de unos 30 minutos ya comienza el bosque. En la primera parte del bosque, se pueden abastecer de agua en un pequeño río, además es un buen lugar para tomar fotografías.

La caminata resulta agradable, estando la mayor parte del tiempo, protegidos del sol. Luego de aproximadamente 1 hora y media, llegamos a la base del cerro.

Después de descansar un poco, continuamos en dirección oeste en paralelo a la cumbre y caminando a través de las rocas de granito. Terminada esa parte viene una pequeña quebrada, por lo que hay que bajar y volver a subir para atravesarla. Seguimos avanzando ahora por un bosque y en ocasiones a través de grandes rocas hasta llegar a otra quebrada. Tratamos de siempre guiarnos por unas cintas de color naranjo que ayudan bastante en la caminata.

Como a cualquiera le puede pasar, en vez de atravesar la quebrada, empezamos a subir a través de ella para buscar un claro más significativo por donde cruzar pero al final no había nada y solo hay que cruzar en la parte baja y fijarse en las cintas naranjas, si hay de estas, es que están bien. Frente a esta quebrada se pueden apreciar vistas de las cumbres que se encuentran al otro lado del valle.

Luego continuamos por un bosque y la pendiente se vuelve plana. La vegetación empieza a disminuir su altura, y podemos tener una vista bien atractiva de cumbres alrededor de nosotros.

Se camina por una zona de matorrales donde se pueden ver algunas pequeñas lagunas.

Pero nuestro objetivo es la laguna que está en una zona rocosa caminando en dirección norte. Después de unos minutos, llegamos a esta. Fuimos en febrero de 2015, ese verano fue muy seco por lo que la laguna no tenía mucha agua, igual nos pudimos bañar.

Como esta laguna se encuentra justo detrás de una cumbre, el sol se deja de ver temprano en ese lugar, por lo que empieza a refrescar como a las 3 de la tarde. El regreso es por el mismo sendero de ida.

Comentarios